miércoles, marzo 14, 2007

¿Qué determina las prioridades en el gasto sanitario?


"La mayoría de las opiniones de nuestra muestra de profesionales de la salud (una preferencias generalizada por las intervenciones preventivas y por gastar en los jóvenes más que en los viejos), se parece muy poco o nada a cómo se gastan realmente los dineros en la mayoría de los países. Otras opiniones, como la priorizar el rescate de una vida identificable en riesgo o la de que la enfermedad conlleva culpabilidad del que la padece, parecen ejercer una influencia mayor en la actual forma de gastar en prestaciones sanitarias. Los valores expresados aquí son comunes y trascienden fronteras nacionales y de sector.
Muchos países en todo el mundo se enfrentan a las implicaciones sanitarias y financieras del rápido incremento en la prevalencia de las enfermedades no infecciosas. Si los profesionales de la salud y los responsables sanitarios creen que la prevención y los esfuerzos dirigidos a los más jóvenes son principios básicos para determinar las prioridades del gasto sanitario, los financiadores del sistema deberían examinar con detenimiento las evidencias del costo-efectividad de esas intervenciones precoces en la vida de las personas. A pesar de que la "regla del recate" va a seguir teniendo una influencia significativa en las prioridades del gasto sanitario, debería prestarse mayor atención a intervenciones que mejoran la vida además de alargarla..."



What Drives Health-Care Spending Priorities? An International Survey of Health-CareProfessionals por Glenn Salkeld y Jefferson D’Assunção del departamento de Economía de la Salud de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sidney en Australia, David Henry, Suzanne Hill y Danielle Lang del Centro de Formación en Farmacoeconomía y Uso Racional del Medicamento de la Universidad de Newcastle en Australia y Nick Freemantle del departamento de Atención Primaria de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido, es un artículo publicado en Plos Medicine, February 2007 Volume 4 Issue 2 e94.


Descargar el artículo completo (PDF) aquí.