lunes, enero 24, 2011

Declaración de Sevilla promovida por SEMI y SEMFYC

Nuestro sistema sanitario no está preparado para atender adecuadamente a los pacientes crónicos. Esta afirmación es el punto de partida de una línea de trabajo que Rafael Bengoa lleva promoviendo en los últimos diez años. Y que se ha plasmado en informes y publicaciones como Innovative Care for Chronic Conditions y Curar y Cuidar, pero ha sido en el último año y medio desde su nombramiento como Consejero de Sanidad y Consumo del País Vasco en el que esta cuestión ha despertado un interés creciente.

En este contexto, las sociedades científicas que representan a los médicos de familia y a los médicos de medicina interna: Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria y Sociedad Española de Medicina Interna, han elaborado conjuntamente un documento de consenso sobre la atención al paciente crónico, liderado por Manuel Ollero de SEMI y Domingo Orozco de SEMFYC.

El pasado jueves 20 de enero se celebró en Sevilla una Conferencia nacional para la atención al paciente con enfermedades crónicas, convocada por las dos Sociedades científicas y apoyada por las Consejerias de Salud de Andalucía, del País Vasco y de Valencia. Hablaron en el acto la Ministra de Sanidad Leire Pajín y el Secretario General José Martínez Olmos; los consejeros de: Andalucía: María Jesús Montero, Valencia Manuel Cervera y País Vasco Rafael Bengoa y los directores de los servicios sanitarios de: Andalucía José Luis Gutiérrez, Valencia Luis Rosado y el País Vasco Julián Pérez.

Todo este despliegue político fue acompañado por una asistencia de casi 300 profesionales sanitarios motivados e interesados por la atención al paciente crónico. Durante la Conferencia se presentó la Declaración de Sevilla sobre el paciente crónico, que todavía está sujeto a cambios. Esta Declaración persigue crear una alianza entre ciudadanos, profesionales y administraciones para el paciente crónico.

La primera Comunidad Autónoma en elaborar un plan para cambiar su sistema en la dirección de atender mejor al paciente crónico ha sido Euskadi, cuya estela siguen otras CCAA que han comprendido la necesidad de cambiar el modelo de provisión para hacer sostenible el modelo actual.