jueves, marzo 05, 2009

A domicilio



" Las tendencias demográficas, epidemiológicas, sociales y culturales en los países europeos están cambiando los modelos tradicionales de asistencia. Las próximas décadas van a ser testigo de cada vez mayores tasas de personas dependientes, ancianas y de enfermedades no transmisibles como principal causa de enfermedad crónica y minusvalía. La desaparición de las tradicionales familias extensas y la urbanización producirán también serios cambios en el cuidado de ancianos y familiares dependientes. Estos cambios en las necesidades y en la estructura social exigen un enfoque distinto de las políticas sociales y sanitarias, en la medida en que un acercamiento centrado sólo en la enfermedad, resulta cada vez más insuficiente.

Una respuesta a esas inquietudes puede ser la asistencia a domicilio, un enfoque sostenible para evitar innecesarias institucionalizaciones, ya sean agudas o de larga estancia y que mantenga a los pacientes en su casa y su entorno tanto tiempo como sea posible. Las innovaciones tecnológicas, junto a nuevas y modernas formas de prestación de servicios, representan una solución viable para el desarrollo de los cuidados a domicilio, si los sistemas sanitarios europeos son capaces de conseguir mayores cotas de integración y coordinación.

Este informe forma parte del trabajo de la Oficina Europea de la OMS para ofrecer argumentos para los responsables del desarrollo de políticas sanitarias de forma clara e inteligible. Explica por qué los servicios sociales y sanitarios deberían prestar servicios domiciliarios de alta calidad y con objetivos claros para los ancianos y personas dependientes. Demuestra la eficiencia de los cuidados domiciliarios, indica como pueden ser mejorados y la necesidad de asegurar un acceso equitativo. El informe estudia los muy variados contextos culturales y asistenciales que se dan en los diferentes países y orienta sobre como educar a los profesionales y al público en general sobre estos temas."


Home care in Europe, un informe de Rosanna Tarricone y Agis D. Tsouros de la Universidad Bocconi de Milan para la Oficina regional Europea de la OMS.


El informe completo puede descargarse (Pdf) aquí