viernes, marzo 02, 2012

Gestión sanitaria basada en la clarividencia

La gestión es habitualmente aversa a la evidencia, se prefiere el sobrevalorado sentido común. El sentido común tiene diversas acepciones, pero en la práctica del management debe ser lo que resulta de las reuniones de directivos. En estas reuniones el resultado suele estar "curiosamente alineado" con el directivo de mayor rango. Ergo el sentido común emana de la línea jerárquica. No resulta difícil comprobar que, a ese nivel, las ideas felices, intuiciones y clarividencias, metidas en coctelera con intereses, equilibrios y cortapisas varias, distan de los "qués" que nos proporciona la evidencia, por no hablar de los "cómos" de la implementación, mayoritariamente ignorados en beneficio del "hágase".
John Ovretveit Professor of Medical Organization, Leadership and Innovation en el Instituto Karolinska es uno de los gurús de la mejora de la calidad -desde hace tiempo-, y de la ciencia de la implementación, más recientemente. Una lectura obligada para gestores preocupados por la evidencia y que dejan la clarividencia en manos de Rappel. También, un ejemplo de profesional del conocimiento que no lo atesora, sino que difunde toda su obra a la humanidad (al menos la que tiene acceso a internet) a través de este link.
Es más que probable que las peripecias que afectan a nuestro SNS fuesen menores si los gestores sanitarios incluyesen en su "menú" una actualización de conocimiento al menos equiparable a la de los clínicos.
Roberto Nuño Solinís
Director de O+berri