viernes, mayo 04, 2012

Conferencia Internacional de Integración Asistencial organizada por el King´s Fund


El pasado 1 de Mayo el King´s Fund organizó en Londres una conferencia internacional sobre integración asistencial en la que se presentaron experiencias e iniciativas que se están llevando a cabo tanto en Estados Unidos como en Europa en el ámbito de la integración. El evento congregó a más de 150 asistentes que pudieron escuchar de mano de Kenneth Kizer (Director del Institute for Population Health Improvement de EE.UU y ex subsecretario de Salud en el U.S. Department of Veterans Affairs (VA)) la que es considerada como la transformación más exitosa de modelo de provisión sanitaria en Estado Unidos, convirtiendo el Veterans Administration en uno de los sistemas mejor integrados y sofisticados a nivel internacional. Preguntado por los factores de éxito, Kizer destacó lo que a su juicio es una de las claves en todo proceso de integración: integración como cambio cultural, en el que el componente sociológico cobra mucha más relevancia que el factor tecnológico.
A continuación se presentaron las experiencias de integración de cinco países europeos: Irlanda del Norte, Suecia, Holanda, Alemania y España, representada por el modelo Alzira basado en la provisión privada de servicios sanitarios en Valencia. Irlanda del Norte, con un modelo de integración estructural desde el año 1972, se caracteriza por la provisión conjunta de servicios sanitarios y sociales. Se trata sin duda de un modelo novedoso en Europa cuyos retos a día de hoy pasan por tratar de compensar la hegemonía que supone la sanidad sobre la esfera social y unificar los diferentes lenguajes y subculturas existentes, entre otros.
Finalmente, se presentaron tres experiencias de integración asistencial que se están llevando a cabo en Inglaterra y que fueron sometidas al juicio y valoración por parte de expertos y del público en una sesión de formato muy innovador. En general, los pilotos de integración asistencial no están arrojando los resultados esperados, sobre todo en el ámbito de los beneficios para los pacientes, si bien es cierto que muchas de las experiencias son incipientes y quizá no haya transcurrido el tiempo necesario para que los resultados puedan materializarse. En relación al debate en torno a la necesidad de integración estructural como vía para alcanzar la integración funcional, muchas voces apuntaron la posibilidad de que la integración estructural contribuya a disminuir las barreras culturales existentes entre los diferentes provisores y que facilite la financiación, si bien es cierto que no hubo unanimidad al respecto. En lo que sí se coincidió es en la necesidad de considerar el componente humano como eje fundamental de los procesos de cambio; admitiendo la existencia de otros elementos facilitadores (tecnología, etc.), es el compromiso del profesional el que determina que un proceso de integración sea exitoso o no.
Al  margen de las sesiones, se lanzó oficialmente el Programa de Integración Asistencial, diseñado conjuntamente entre el King´s Fund y Nuffield Trust. El objetivo es promover la adopción de enfoques de integración asistencial que faciliten la provisión de asistencia a los colectivos que presentan mayor vulnerabilidad a la fragmentación de servicios asistenciales, pacientes frágiles y pacientes complejos, proporcionando apoyo y asesoramiento tanto a profesionales, como a equipos y organizaciones sanitarias y sociales.
En definitiva, la conferencia ha sido una oportunidad excepcional para participar en debates de altura y para reconocer que los retos a los que nos enfrentamos en Euskadi son similares a aquellos a los que se enfrentan países y regiones con mayor recorrido e historia en integración asistencial.


Nuria Toro
Investigadora Senior O+berri